Entorno


La casa de turismo rural O canto da Terra se encuentra en el municipio de Pantón con unos 3.000 habitantes y cuya capital es O castro de Ferreira. Pantón se ubica al sur de Lugo, dentro de la denominada Ribeira Sacra. La Ribeira Sacra se encuentra delimitada por los cañones de los ríos Sil y Miño y por el río Cabe y comprende municipios pertenecientes a Ourense y a Lugo siendo la capital Monforte de Lemos. En la actualidad la Ribeira Sacra está propuesta como lugar de interés para obtener la calificación de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Son concellos limítrofes Sober, Escairón y Chantada, todos ellos con paisajes y patrimonio de interés. 

El término de Ribeira Sacra se remonta a comienzos del siglo XII (Ryboira Sacrata) y se debe a la alta concentración de monasterios, templos y cuevas de anacoretas ubicados en las laderas de los cañones. Algunos ejemplos destacables del románico rural gallego  son el Monasterio cisterciense de Ferreira de Pantón todavía en funcionamiento, Santo Estevo de Ribas de Sil reconvertido en parador de turismo, Santa Cristina de Ribas de Sil o Santo Estevo de Ribas de Miño.

Es remarcable el vasto ecosistema que alberga la zona con una gran variedad de tesoros naturales y biológicos además de paisajísticos. El clima continental del interior de Lugo da lugar a una flora compuesta de castaños, robles y brezos. En los cañones encontramos un microclima donde abundan los alcornoques, encinas, naranjos, olivos y la lavanda. Podemos encontrar en los bosques una fauna compuesta por especies como los jabalíes, corzos, zorros y conejos. Cabe destacar la presencia de aves rapaces, especialmente águilas y la visita de garzas en invierno.

El vino ha sido uno de los grandes valores de la Ribeira Sacra, configurando tanto su paisaje como su modo de vida. Desde los miradores o el paseo en catamarán se puede disfrutar de un paisaje único que conjuga la monumentalidad con el cultivo de la cepa en bancales. La viticultura heroica se remonta a la época de los romanos, la continuaron los monjes en la edad media y hoy la conservan viticultores y bodegueros. Sus vinos se comercializan bajo la Denominación de Origen Ribeira Sacra fruto de las variedades de uva de Mencía, Albariño, Godello y Treixadura.


La gastronomía de la zona destaca sobre todo por la alta calidad de la materia prima. Es remarcable la carne de vacuno y de caza. Platos tradicionales son el caldo gallego, el lacón con grelos, el cocido, el pulpo, la empanada, los callos con garbanzos o los embutidos. Se distingue el pan de la zona por ser elaborado en horno de leña y con harina de alta calidad ya sea de centeno o de trigo del país. La castaña aparece en la gastronomía local no solo en postres sino también en guisos o simplemente asada. Los dulces típicos acompañan las fiestas como las filloas o las orejas en carnaval o la siempre presente tarta de Santiago. Los aguardientes como el licor café o la queimada también están presentes en las fiestas tradicionales.